sígueme por Correo

Lámpara de prueba, probador sencillo de continuidad y de cortocircuito

La prueba de circuitos eléctricos con una lampara de prueba nos permite saber si hay alguna avería o no, en el caso de los circuitos eléctricos (sin componentes electrónicos), con una prueba de continuidad puede deducirse si hay un corto o no. 

También como se verá más adelante las pruebas de fugas a tierra que evitan que en un momento dado una persona se electrocute con una plancha si llega a tocar el agua con el pie.

La mayoría de circuitos eléctricos en electrodomésticos funcionan con una resistencia calentadora o un motor haciendo más fácil de detectar el daño haciendo una reparación bastante asequible. 

Los circuitos con componentes electrónicos ya con una simple prueba de continuidad no es suficiente ya que sus componentes necesitan un análisis mas profundo para detectar el daño y en algunos casos este es irreversible, por lo en estas situaciones se procede a cambiar la pieza entera donde se encuentre el daño en vez de repararla.

Para la reparación de un aparato, hay tres cosas que se debería probar primero: Circuitos abiertos, cortocircuitos y tierra.

Circuito abierto

Significa que la trayectoria de la corriente esta interrumpida. La interrupción puede ser causa de un daño en la línea o cordón, una conexión deficiente o un elemento calentador fundido.

Cortocircuito

Es cuando se produce un contacto accidental de dos cables, haciendo que la corriente fluya por el circuito sin pasar por el elemento calentador. Esto causa daños al aparato y quema los fusibles.

Hacer Tierra

Significa que un alambre desnudo está tocando el cuerpo media del aparato. Esto es peligrosísimo cuando alguien toque al mismo tiempo el aparato y un tome de agua, o cualquier otro metal conectado a tierra.


Probador de continuidad

Una prueba de continuidad consiste en comprobar que hay una trayectoria continua para la corriente. Un probador de continuidad muy simple consiste en conectar un foco en serie con el elemento calentador del aparato. Cuando el circuito está abierto debido a un alambre roto o a un elemento calentador fundido, la corriente no fluiría y el foco no prenderá.

Si en el aparato existe un cortocircuito la corriente continuará haciendo la trayectoria del circuito y el foco seguirá dando luz

De esta manera se puede ver que aunque prenda el foco en la prueba anterior, esto no basta para suponer que el aparato está bien. Siempre debe hacerse otra prueba más para ver que no haya cortocircuitos.


Cómo usar la lámpara de prueba
  • Conecte el probador a un tomacorriente.
  • Conecte el aparato que va a probar en el enchufe del probador.
  • El interruptor simple debe estar abierto (off).
  • Si el foco no enciende indica que el circuito está abierto no hay continuidad).
  • Si el foco enciende ponga el interruptor simple en la posición cerrado (on). Esta operación conecta en serie el elemento Calentador del probador con el aparato y con el foco. El foco puede seguir brillante o bien bajar de brillo
  • Si el foco sigue brillante cuando se cierra el interruptor simple, indica que hay un cortocircuito a través del elemento del aparato y todo el voltaje llegara al elemento y al foco del probador.

Es decir, 

si el aparato tiene un elemento en corto la lámpara encenderá con todo su brillo, como si fuese conectada directamente al tomacorriente

si tiene circuito abierto, la lámpara no encenderá; es como si no hubiese nada conectado en el tomacorriente 

si esta en los parámetros de un funcionamiento normal, la lámpara debería encender con un brillo tenue, señal de que está operando correctamente, dependiendo del artefacto, no con todos hace lo mismo pero esa es la idea.

También es importante los wattios de la lampara y que sea lámpara de filamentos y no del tipo de bajo consumo
Si tiene dudas sobre la potencia del bombillo (lámpara o foco) que debe usar como carga de la fuente, en un determinado caso, verifique cual es el consumo normal del equipo (Watt) en la etiqueta de características y utilice un bombillo de un 20 o 25% aprox. por debajo de ese valor. Por ejemplo, si el consumo del equipo es de 100W, utilice un bombillo de 75W; si el consumo es de 80W utilice un bombillo de 60W.

Para este instrumento es preferible usar una lámpara de 10 watts a menos o si no una lámpara neón (recuerde que watts también se escribe vatios) porque proporcionará un brillo (encendido) suficiente cuando se prueba un utensilio que trabaja haciendo gran resistencia, donde una lámpara de mayor wataje podría no brillar nada y en cambio permitir que entre mucha corriente al aparato bajo prueba con peligro de accidente.

Con este dispositivo tan simple podemos probar cualquier artefacto eléctrico, motores, transformadores, revisar electrodomésticos etc sin peligro de hacer saltar fusibles, además se pueden ver perdidas, si alguno de los cables del dispositivo llegara a tocar con el gabinete.

Otra ventaja que posee es la de actuar como resistencia limitadora de corriente y evitar quemar componentes que por malas conexiones o fallas directamente entrarían en corto.














Resumen:
  • Si el foco no enciende significa un cortocircuito abierto en el aparato o en su cordón.
  • Si el foco sigue brillando después que se cierra el interruptor simple, se entiende que existe un cortocircuito en el aparato.
  • Si el foco baja de brillo cuando se cierra el interruptor simple, esta indicando que el aparato está bien.
  • Un circuito abierto se debe a alambres rotos en el cordón, a conexiones defectuosas o a elementos calentadores fundidos.
  • Si se tocan accidentalmente dos alambres permitiendo con ello que la corriente salte del elemento del aparato en vez de pasar a través del mismo, se dice que el aparato tiene un cortocircuito.

Ejemplos de tableros de prueba



Fuente: Electrico.scienceontheweb    Llevaelapunte 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...