sígueme por Correo

Lo Último

Mostrando las entradas con la etiqueta Roedores. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Roedores. Mostrar todas las entradas

Control de Roedores

Su abundancia y variedad, sumadas a una increíble adaptación al medio, hacen de los roedores (ratas), el mayor grupo de mamíferos vivientes.


Las ratas, como la mayor parte de la escala zoológica, cuentan con una completa estructura sensorial que les permite obtener información, del medio en el que se desarrollan.


Por medio de esta capacidad localizan: alimento, agua y refugio, desarrollan conductas sociales y sexuales, explotan su espacio vital y detectan potenciales amenazas. La percepción sensorial comprende: visión, gusto, olfato, audición y tacto.

 Visión: Es el órgano sensorial menos desarrollado. Los ojos son pequeños, de disposición lateral y adaptados para permitir una visión de 360 grados. Carecen de visión estereoscópica, no pudiendo formar imágenes compuestas. 

No puede discriminar longitudes de onda de luz visible, por lo que no puede diferenciar colores, viendo en matices de gris. SI pueden , percibir variaciones  en la intensidad de luz. Escasa agudeza visual, no teniendo sentido de la forma,siendo impedidas para determinar, la configuración el contorno y los detalles de un objeto.

Gusto
Los gustos primarios se clasifican en: dulce, ácido, salado y amargo.

Las ratas responden a cada uno de ellos, con diferentes concentraciones mínimas, pudiéndose afirmar que este es un sentido altamente desarrollado.

"Plaga de roedores"
Olfato:  Relacionado con el gusto, este sentido tiene primordial importancia en ellas. 

Los receptores del área olfatria, situada en la región nasal, responden a estímulos químicos.- El olfato, participa en diversas conductas, tanto individuales como sociales como: 

La delimitación de sendas y espacios vitales la detección de predadores y alimentos; discriminación de individuos familiares o no; reconocimiento de las crías y el desarrollo de etapas precopulatorias.

"Plaga de roedores2"
 Audición: El oído funciona como un dispositivo que convierte la energía mecánica de las vibraciones que constituyen el sonido, en energía que estimulan el nervio auditivo. 

Su aparato auditivo es muy sofisticado y sensible a los sonidos agudos y repentinos, abarcando frecuencias entre los 20 y los 90 KHZ.-

 Tacto: Es el más importante de sus sentidos. Está compuesto por un serie de pelos táctiles, en torno al hocico y dispersos a los lados del cuerpo. El contacto permanente de estos pelos con alguna superficie, le brinda importante información para sus desplazamientos y movimientos.- 

Otras características: Los dientes incisivos les crecen continuamente, motivo por el cual deben efectuar su desgaste entre sí o contra materiales duros, como: maderas, paredes, caños, cables eléctricos, etc. Tienen un hábito parecido a l de los gatos, de lamerse continuamente, especialmente en las patas, bigotes y pelaje.-   
                        
Disponen de un eficaz registro de memoria ( 45 dìas ).-  Su instintiva desconfianza, a todo cambio en su medio ambiente, la salva de las trampas que le pone el hombre, para su alimentación. Un obstáculo en su camino, un ruido, etc..-

Cualquiera sea el lugar donde se instalen, habrá una lógica y estrecha relación, con el abastecimiento de agua y comida.-
 Una vez establecida la colonia a ras del piso, si observan la presencia de enemigos naturales tales como gatos o urones, se transladarán a los techos, valiéndose de accesos exclusivos, como columnas, cañerías, etc.., donde harán una nueva radicación.-

Su instinto alimentario es excelente teniendo muy desarrolado el equilibrio dietético. Si la alimentación natural a su alcance es rica en hidratos de carbono, buscarán las proteínas. Es por este motivo que fracasan muchos de los cebos tóxicos

Estos mamíferos por la conformación natural de su estómago, no PUEDEN VOMITAR, siendo este el principal motivo por el que investigan, valiéndose de su organización, antes de aceptar un nuevo alimento por necesario que sea, hasta después de 3 o 4 dìas, siguiendo un orden cronológico social, por su instinto de conservación. 

Si el nuevo alimento produce algún dolor o extraña reacción en alguno de los integrantes de la colonia, harán la asociación y pararán totalmente el consumo.

Enfermedades Transmisibles al Hombre

 Vías y mecanismos de transmisión:  

Orina.-
excrementos.-
mordedura.-
saliva.-
pelos.-
ectoparásitos.-
otras secreciones.-


Más allá de las vías seguidas, numerosas son las enfermedades humanas y veterinarias, que son transmitidas por las ratas, como por ejemplo:

AMEBIASIS
ANGIOESTRONGILIASIS
ÁNTRAX
ASCARIASIS

    BABERIOSIS                                         
BALANTIDIASIS   
CAPILARIASIS HEPÁTICA
MENINGITIS  
DERMATITIS  
DERMATOFITOSIS
DIARREAS      
DIFILOBOTRIASIS                  
ENCEFALITIS  
ESQUISTOSOMIASIS                           
FIEBRE DE LASSA
FIEBRE ESPIRILAR
FIEBRE ESTREPTOBACILAR      
FIEBRE HEMORRAGICA        
FIEBRE EQUINA
GIARDIASIS 
HIMENOLEPIASIS  
LEISHMANIASIS
LEPTOSPIROSIS                                 
MELIOIDOSIS  
MENINGOENCEFALIOMELITIS 
NEUMOCOSTOSIS 
PESTE BUBONICA

RAILLETINIASIS  
RICKETTSIOSIS   
SALMONELOSIS
TIFUS (6 CLASES)
TOXOCARIASIS
TOXOPLASMOSIS
CHAGAS
TRIQUINOSIS  
TULAREMIA
YERSINIOSIS 
HANTAVIRUS           
RABIA
TUBERCULOSIS  
RISIPELA
BRUCELOSIS


 Especies:

sinantrópicas: aquellas ratas adaptadas en relación directa con el hombre. rattus norvegicus ( rata parda o de noruega ) rattus rattus ( rata negra o de los tejados) mus musculus ( ratón o laucha )

Cuadro  de las principales características:

Tenemos siempre presente que nos vamos a enfrentar con un vertebrado de características muy particulares, sobre todo si tenemos en cuenta sus instintos, sus habilidades, sus desconfianzas, su instinto de conservación, supervivencia y su registro de memoria.- 

  Un trabajo planificado y efectivo puede lograr una reducción de hasta un 90 % del problema inicial dentro de los primeros 30 días, para alcanzar un control permanente a los 60 días posteriores, mediante el servicio de mantenimiento, en caso de ser necesario, de acuerdo a las características técnicas de cada caso en particular.

¿Quiénes están en riesgo de contagio?

·         Las personas encargadas de hacer inspecciones, limpieza o trabajos en edificios que hayan sido habitados por roedores, como establos, construcciones exteriores a la vivienda o graneros. 

Cuando tenga que limpiar un edificio que haya sido habitado por roedores, use guantes de goma, antiparras de protección para ojos, overoles y protección de calzado descartables o ropas lavables y botas de goma. De ser posible, use protectores para la respiración, por ejemplo, respiradores que cubren medio rostro . 

Empape el área a ser limpiada con una solución desinfectante, o por lo menos con agua, antes de iniciar la limpieza. Después de la limpieza, desinfecte todo el equipo de protección. Lave inmediatamente toda la ropa no descartable, o póngala en remojo en desinfectante hasta el momento de ser lavada. 

Coloque trampas en todas las instalaciones exteriores durante dos o tres días hasta que no haya más roedores.
  
·         Las familias que viven en residencias infestadas con roedores o que se muden a casas que hayan sido habitadas por roedores. No entrar en edificios en donde haya habido roedores sin haberlas aireado o desinfectado antes en forma adecuada.
  
·         Gente que hace campamento o mochileros que visitan áreas con roedores. Evitar el contacto con roedores, huecos o madrigueras. No usar las cabañas sin antes haberlas oreado por lo menos durante 30 minutos y luego desinfectado. Instalar las carpas en áreas en donde no haya excretas y madrigueras de roedores. 

Evitar acampar cerca de pilas de leña o de basurales en donde pueda haber roedores. Usar carpas con pisos o con coberturas para el suelo en las áreas para dormir. Dormir en catres elevados, de ser posible. Utilizar agua embotellada, filtrada y hervida o agua desinfectada con productos químicos (como cloro). 

Almacenar los víveres en recipientes a prueba de roedores y descartar, enterrar o quemar inmediatamente todo tipo de basura. Lavar y desinfectar los utensilios de cocina o de mesa que hayan sido dejados fuera durante la noche antes de volver a utilizarlos.
  
· Electricistas, plomeros u otros que deban trabajar en espacios estrechos con cañerías y cables. Usar un dispositivo de protección respiratoria  para entrar en áreas en donde haya habido roedores. Usar vestimenta, calzado y guantes de protección que puedan ser desinfectados o descartados.

Formas de protección contra el Hantavirus para usted y su familia.
Los roedores pueden entrar en su lugar de trabajo, oficina u hogar a través de un orificio del tamaño de un botón de camisa. Los atrae la comida que queda sin guardar. Haga que sus edificios atraigan menos a los roedores evitándoles el acceso a alimentos, agua y abrigo. 

Cuando limpie áreas en donde haya habido roedores, moje siempre las excretas, las materias de los nidos y las superficies aledañas con una solución desinfectante (como hipoclorito diluido en agua), use guantes de goma y protección respiratoria, coloque trampas, limpie con desinfectante y trate de tocar lo menos posible las ratas muertas o sus excretas. 

Como los roedores pueden tener pulgas que pueden portar peste bubónica, otra enfermedad mortal, tal vez deba hacer un tratamiento anti-pulgas, especialmente si los roedores fueron encontrados muertos recientemente en las inmediaciones.

1.      Mantenga limpias las áreas de trabajo y vivienda.
Lave los platos y limpie los alimentos derramados inmediatamente después de cocinar. Guarde todos los alimentos, agua y basura en recipientes de metal o plástico grueso con tapas herméticas. No deje sin guardar comida de animales domésticos ni agua durante la noche.

2.      Prevenga la entrada de roedores. Atrápelos y deshágase de ellos (y de sus pulgas, si las hubiera).
Haga de sus construcciones un lugar seguro. Use lana de acero o cemento para sellar o tapar todos los orificios de acceso a sus edificios. Para evitar que los roedores caven pozos, coloque una barrera de 7,5 cm de grava alrededor de viviendas o de casas-remolque (trailers). 

Rodee los cimientos de las casas de adobe, tierra o madera con placas metálicas (de las usadas para techos) enterradas a 15 cm de profundidad y sobresaliendo 30 cm por encima del nivel del suelo.
Elimine roedores y pulgas. Abra puertas y ventanas antes de limpiar. De ser posible, use un ventilador eléctrico durante 30 minutos y aléjese del área para evitar inhalar polvo que pueda estar contaminado con el virus. 

Póngale mantequilla de maní a trampas de resorte a modo de carnada y manténgalas entre dos y tres días. Siempre pulverice sobre roedores muertos, trampas, nidos, excretas o áreas en donde haya habido roedores con spray desinfectante. Si encuentra pulgas, trate el área con un insecticida anti-pulgas.
Deseche los roedores atrapados con mucho cuidado. Use guantes de goma o bolsas plásticas para retirar cuidadosamente los roedores atrapados. Dé vuelta una bolsa plástica del lado del revés y luego póngasela en la mano a modo de guante.

 Tome el roedor muerto y, luego, sin entrar en contacto directo con la carcasa, vuelva a dar vuelta la bolsa del lado del derecho cubriendo al roedor. Selle la bolsa y descártela.

 Empape con una solución desinfectante las trampas, los roedores atrapados y también un perímetro de unos 30 cm. en torno de la trampa. Ponga a los roedores en una bolsa de plástico y séllela.
Ponga esta última en otra bolsa de plástico y séllela nuevamente. Deshágase de la bolsa quemándola completamente o enterrándola a dos o tres pies de profundidad. Si usted tiene un servicio regular de recolección domiciliaria de basura, ponga las bolsas selladas dentro de un cubo para basura con tapa hermética.
Seguimiento: desinfecte, vuelva a colocar carnadas y a instalar todas las trampas. Lávese las manos enguantadas con desinfectante o sumérjalas en un balde con una solución desinfectante (por ej. 1 ½ tazas de hipoclorito de uso doméstico por cada galón de agua). Luego, lave los guantes y las manos con jabón y agua caliente. Cuando haya recogido todas las trampas, desinféctelas y deshágase de ellas.

3.    Control de áreas exteriores
No deje alimentos para animales ni agua a la intemperie durante la noche. Retire autos y metales de descarte y neumáticos viejos. Cuando construya establos o cobertizos nuevos, haga cimientos elevados de cemento. Al limpiar áreas que hayan sido habitadas por roedores, siga los procedimientos de desinfección y descarte del Paso 2 de arriba. 

Tenga predadores naturales de roedores tales como halcones, zorros y víboras. Mantenga el pasto cortado y los arbustos podados en un radio de 30 metros a la redonda de los edificios. 

Mantenga lejos de la casa (por lo menos a 30 metros) las pilas de leña, huertas, cubos de basura con tapa hermética y los recipientes herméticos para alimentos de animales. Eleve las pilas de madera y los cubos de basura por lo menos 30 cm por encima del nivel del suelo. 

Ante la primera señal de roedores (especialmente de las principales especies portadoras de Hantavirus), instale trampas de resorte, vivas o de cola allí donde haya observado señales de roedores. Puede adquirir venenos contra roedores de venta libre, pero es mejor dejar tales medidas en manos de profesionales capacitados.
Si la cantidad de roedores u otra circunstancia lo requiriera, usted puede contratar una empresa de control de plagas.

4.    Desinfección
Siempre use guantes de goma para limpiar áreas infestadas con roedores. Pisos: para disminuir la cantidad de polvo con virus, no pase la aspiradora ni barra los pisos sin antes haber desinfectado y pasado un paño húmedo, a menos que use una máquina aspiradora con filtro. 

Pase una o dos veces por el piso un paño humedecido con una solución con agua, detergente y desinfectante (por ejemplo, 1 ½ tazas de hipoclorito de uso doméstico por cada galón de agua). Empape los pisos sucios con una solución desinfectante.
Limpie las alfombras con sistemas de vapor o champús de uso comercial. Superficies: limpie superficies horizontales, armarios, cajones u otras superficies con una solución de detergente, agua y desinfectante (mezclados tal como se indicó más arriba).
Muebles: limpie los muebles de tapicería con sistemas a vapor o con champú. Si los roedores hubieran hecho su nido dentro de algún mueble, retírelo y quémelo. Ropa de cama y de uso personal: use guantes de goma para tocar la ropa sucia, lave la ropa de cama y otra con agua caliente y detergente y séquelos en una secadora de calor o cuélguelos al sol. Desinféctese y lávese las manos y los guantes.


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...